Especial Sant Jordi I

lunes, 22 de abril de 2013


Muy buenos días!!!!

Se acerca la Diada de Sant Jordi en Cataluña y el día del libro en el resto de Comunidades , así que no quiero dejar ésta oportunidad para recomendar, a través de mis amigos de BOOLINO, dos libros que serán ideales para regalar a los pequeños de la casa; es la excusa perfecta para recordarles a los más pequeños la importancia de la lectura.



Casas o castillos que se levantan tras abrir la cubierta de un libro, y tras esa primera página: árboles, bosques, selvas, personajes fantásticos... Verdaderas obras de arte  y de ingeniería del papel las que vemos en los libros pop-up que a menudo también incluyen sonidos, música u otro tipo de herramientas que captan la atención de la persona que sostiene el libro, sea adulto o niño; estos libros desprenden una belleza especial.

Últimamente este tipo de libros han gozado de una extraordinaria aceptación entre el público. El esmero y la innovación de artistas y diseñadores compiten en estas joyas de la arquitectura en papel.
Además de su indudable valor artístico, los libros pop-up son una excelente herramienta para iniciar a los niños en el amor por los libros y por la lectura, cada página les sorprende y desean disfrutar de la historia.

Hoy os queremos recomendar dos libros pop-up fantásticos que estamos seguros de que os dejarán con la boca abierta. Ambos son de Combel, una de las editoriales con más libros pop-up en el mercado.
El primero es Veo-veo, de David A. Carter, editado por Combel. Veo Veo



David A. Carter es un experto en la creación de libros pop-up, un maestro en concebir construcciones de papel increíblemente ingeniosas y en hacer que los libros se conviertan en toda una experiencia interactiva. En esta experiencia el lector no sólo se maravilla observando los edificios que surgen de las páginas, sino que es llamado a participar del libro; Carter propone adivinanzas, búsquedas, juegos de lógica… realmente originales y divertidos.

En Veo-veo nos propone ir encontrando toda una serie de objetos y formas que salen de las páginas, para ello, tendremos que adentrarnos y perdernos entre las geometrías imposibles que Carter ha construido para nosotros. Tendremos que concentrarnos e inspeccionar cada uno de los rincones y recovecos de los enroscados edificios que surgen del libro; nunca se sabe dónde puede esconderse un gato, un copo de nieve o un champiñón.

Charlie y la fábrica de chocolate. Un libro pop-up de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake y editado por Combel. Charlie y la fábrica de chocolate



Combel ha reeditado este clásico de Roald Dahl indisociable de las ilustraciones de Quentin Blake a las que han dado volumen para crear una increíble fábrica de chocolate de Willy Wonka que sobresale de las páginas.

Este libro permite visitar, junto a Charlie, la fábrica de chocolate de una manera mucho más vívida, podremos inspeccionar los rincones de la fantástica fábrica, y pasear por las distintas (y apetecibles) salas en las que los personajes irán sucumbiendo a los sabores y olores de los dulces que allí se fabrican.

Otra forma de acudir a este, ya clásico, cuento de Roald Dahl.

¡Que los disfrutéis!

4 comentarios:

  1. Hola, Bea!!! Si Moisés me ha dado hoy una gran idea para la tarta de cumple de Grandullón... tú me la has dado con el mejor regalo!!!! Para mí, leer Charlie y la fábrica de chocolate supuso un hito en mi vida (lo malo es que no me curó de mi chocoadicción, más bien al contrario, jajaja)... Estaba deseando que mis hijos crecieran para que lo leyeran también, ¡pero ahora pueden empezar con este que tú propones! Muchas gracias, tesoro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya animado y recordado es un buen libro!!!!!!

      Eliminar
  2. Nosotros mañana a comprar libro! Uno para Hugo con algo de letras y para el pequeño algo con texturas y muñequitos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una rosa para la madre!!!! No te olvides!!!!!!!

      Eliminar